Este es El Revelador Pacto que hizo Rocío Sánchez Azuara con su Hija Daniela Antes de su Fallecimiento.

Rocío Sánchez Azuara, reconocida periodista y conductora, compartió en una entrevista con Anette Cuburu, detalles profundos sobre la pérdida de su hija Daniela en septiembre de 2019. Daniela falleció debido a complicaciones del lupus eritematoso sistémico, una enfermedad que batalló durante aproximadamente dos décadas. Lo que más resonó entre los seguidores de Sánchez Azuara fue la revelación de un pacto conmovedor que había hecho con su hija.

Las declaraciones de Rocío Sánchez Azuara se dieron en el programa "Anetteando", conducido por Anette Cuburu. En esta entrevista, Rocío hizo un recuento de los momentos más significativos de su carrera y su vida personal, enfocándose especialmente en la enfermedad y el deceso de su hija.

Rocío Sánchez Azuara comenzó a hablar sobre su hija, recordando el diagnóstico inicial del lupus, una de las formas más agresivas de la enfermedad, recibido cuando Daniela tenía solo 12 años. A pesar de un pronóstico poco alentador tras su primera crisis, Daniela logró superar numerosos desafíos, gracias en parte a los sacrificios de su madre, prolongando su vida por casi dos décadas.

Durante la conversación, Rocío Sánchez Azuara se abrió sobre el pacto que estableció con su hija. Describió a Daniela como un "auténtico ángel", cuya sabiduría fue moldeada por su enfermedad. Debido a su condición, madre e hija pasaron mucho tiempo juntas en casa, fortaleciendo su conexión y comunicación. El pacto consistía en que quien falleciera primero esperaría por la otra. Rocío compartió estas palabras con emoción: “Hicimos una promesa que no me termina de cumplir la chamaca porque se supone que iba a venir por mí después, la primera que se fuera y me dijo ‘ojalá que me vaya yo primero, porque si te vas primero yo no voy a sobrevivir’ y le dije ‘¿tú vas a hacer lo mismo?’ y me dijo ‘sí’, pero no, ya son cuatro años y nada”.

Rocío considera que este pacto aún no se ha cumplido porque prefiere pensar que su hija Daniela desea verla disfrutar de la vida en la Tierra y que se posterga el cumplimiento del pacto mientras Rocío sigue ayudando a otras personas. Además, Rocío señaló que la pérdida de su hija es un dolor con el que ha aprendido a convivir, aceptando que el duelo incluye días buenos y malos, pero siempre manteniendo el objetivo de seguir adelante.

Este relato no solo destaca la fortaleza de Rocío Sánchez Azuara frente a una pérdida inmensurable, sino también la importancia de la resiliencia y el amor maternal en los momentos más difíciles.

Subir